¿Por qué soy actriz?

No hay nada mejor que disfrutar trabajando. Cada día aparece un nuevo reto y, de repente, das un carpetazo a la monotonía. El grado de implicación es muy alto cuando las emociones están en juego. Hay que afinar con precisión nuestros más valiosos instrumentos: la mente y el cuerpo. Imaginar otras vidas, en definitiva, ser. Pulsos en cine, televisión y teatro. Jugar y jugar…divertirse; es como tirarse de un avión en paracaídas.

Book

Videobook